1 oct. 2018

DE POLÍTICA Y UTOPÍAS

El viejo tenía la vista perdida más allá del mar y deduje que estaba ajustando la cantidad de información que podría desvelarme Sacó el pañito y se abrillantó la oreja de ébano con una lentitud pasmosa. Al guardarlo se volvió a mirarme. Tenía el semblante pensativo e hizo un parsimonioso ademán para que nos sentáramos los sillones orejeros. Luego pasó un largo rato hasta que rompió el silencio:
          —Cierto…, hubo una época en que la humanidad luchó por la libertad. Las revoluciones contra las instituciones conducían a la anarquía temporal. Las instituciones cambiaban como consecuencia de tantos esfuerzos para materializar la idea de la libertad. Lo más curioso consistía en la necesidad de que pasara un tiempo para que reapareciera la nueva esclavitud… Siempre igual, las nuevas instituciones exigían unas servidumbres tan rigurosas como las anteriores. ©

La actualidad política me ha llevado al recuerdo de una larga conversación que mantienen estos personajes sobre lo ocurrido en la humanidad desde el principio de los tiempos.
Novela: Metempsicosis.

13 comentarios:

  1. Los acontecimientos nos desbordan y buscar comparaciones es dificil sin perder. Un abrazo Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero si echamos la vista atrás, la historia se repite una y otra vez... Un abrazo

      Eliminar
  2. Leí tu libro hace un tiempo, pero no recuerdo esta conversación que refrescas en este relato, pero recuerdo que me gustó y me resultó muy original y entretenido.
    Por muchos años que pasen, la política seguirá siempre siendo la misma mientras haya tantos intereses creados, como en cualquier institución sea del tipo que sea.
    Un abrazo Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elda, no lo sabía. Muchas gracias por leerlo y por el comentario.
      Es normal que no recuerdes las conversaciones, pero a mi ocurre con los personajes, lo que a las madres. Son capaces de recordar la expresión y hasta el olor de su bebé cuando vieron nacer su primer diente...
      El mundo gira con el motor del interés.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Las sociedades van evolucionando y en cada período aparecen algunos progresos y nuevas sujeciones y ataduras... ahora somos esclavos (entre otras cosas) de la tecnología.
    Un gran abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Mirella, pero la esencia del ser humano creo que no se modifica. La tecnología no surgió por generación espantánea... Los hilos que se mueven con ella dio lugar a ese mundo ficticio de donde he sacado la experiencia de un personaje.
      Un fuerte abrazo y feluz senana

      Eliminar
  4. Alguien -creo que fue Thomas Carlyle- dijo una vez: las revoluciones las piensan los utópicos, las llevan a cabo los fanáticos y las aprovechan gente sin escrúpulos.
    Cada día me convencen más esas sabias palabras.
    Saludos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una reflexión acertadísima. Siempre fue, es y será.
      Saludos, Cayetano.

      Eliminar
  5. Me encontré con Década y retrocedí por tus entradas anteriores. Son luminosas. Me han gustado y te seguiré.
    Mi primer abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tus palabras y seguimiento. En cuanto pueda pasaré por tu espacio.
      Un abrazo, Vicente.

      Eliminar
  6. Somos más esclavos ahora porque los que mandan son inalcanzables.
    Da igual lo que protestemos y luchemos... ni se van a enterar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Desde el principio de los tiempos, a la servidumbre se la exprime como a un limón.
    Pero no se la mata del todo porque es necesaria para mantener al poderoso.
    Cúanta razón hay en tus letras.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar