16 abr. 2017

REALIDAD PARCIAL, TRAMPANTOJO...?


Tras examinar las fotografías de un viaje parecemos dispuestos, o necesitados, a confundir la imagen con su referente, lo que fue visto por lo que vemos. Sin embargo, si mientras  capturaba este fragmento de realidad hubiese tenido la imperiosa necesidad de oír misa, la frustración habría sido absoluta porque la iglesia no existía. ¿Un espejismo quizás? No, no era ese fenómeno, tampoco es un montaje fotográfico ni un trampantojo. Estamos observando una réplica, a tamaño real de la iglesia de Agüimes, que se usa como recepción de un lujoso hotel al sur de la isla de Gran Canaria. Se dice que el propietario nació en el citado pueblo y quiso homenajearlo de esta manera.

10 comentarios:

  1. Hay dos realidades: la que vemos en la foto y la que de verdad es. Cada uno se queda con lo que le interesa: unos, con el recuerdo vivido; otros, con su sola imagen. Me viene a la memoria un viaje a Italia hace ya más de veinte años. Hubo uno que se pasó todo el viaje viendo Italia solo a través de su cámara de vídeo, enorme y pesada como correspondía a esos años. Se perdió disfrutar del viaje.
    Un saludo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo esos viajes en que algunos llevaban sus pesadas videocámaras a cuestas y solo se dedicaban a filmar, como ya hacían los japoneses desde hacía años. Cayetano, me encanta que me hayas traído esa imagen a la memoria por la cantidad de recuerdos asociados.
      Un saludo y feliz semana.

      Eliminar
  2. Hola Pilar, los ojos de cada uno son tan particulares como las imágenes que va desnudando con su mirada..
    Gracias, buen día, besos ensimismados..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Don Vito, también creo en esa subjetividad.
      Muchas gracias.
      Besos y feliz semana

      Eliminar
  3. ¿Sabes?, cuando viajo pienso: en esta ocasión no voy hacer fotos, las buscaré en la red y las guardo para tener un recuerdo, y así no me pierdo los detalles de la visión real, pero al final no lo llevo a cabo. Me he recordado esto por lo que nos cuentas de esta fotografía que bien podía pasar por la iglesia real, aunque quien lo conociera bien, se daría cuenta por el paisaje que la rodee que por supuesto no será el mismo.
    Nunca había oído la palabra, TRAMPANTOJO, pero veo que es la adecuada para esta acción.
    Un abrazo Pilar, y gracias por ese parecer tan hermoso que me dejas.

    ResponderEliminar
  4. Elda, está en una zona turística, pero la primera vez que la vi desde lejos no salía de mi asombro. No entendía tamaña iglesia en in lugar tan inadecuado. Mi asombro aumentò de manera considerable cuando me contaron lo que he escrito.
    Y a todo esto me alegra que hayas leído por primera vez esa palabra. Me encantan los trampantojos y su función.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Palacios, iglesias o conventos, se han salvado gracias a los establecimientos de hostelería, lo extraño para mí, es la primera vez que sé de la copia de una iglesia, es que este hombre lo haya hecho. Supongo que para él era un edificio emblemático.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  6. Alfredo, seguramente lo sería... Eb en los pueblos, la iglesia suele ser la proncipao y más grade edificación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Vaya Pilar! está como volverse loco, no??? o será por algo que estoy en el Manicomio???? :P

    Muy buena foto, parece que fuera de verdad.

    Besos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara la foto, Liliana. Y sí, hasta que no te acerca a pocos metros, se desconoce el fin para el que fue construido.

      Besos :-)

      Eliminar