12 feb. 2017

LOS HOMBRES DE RUPERTA

Lo extraordinario del nacimiento de Ruperta se debió a que fue la única hija de un matrimonio añoso. En el parto el hombre enviudó y la chica, en la adolescencia, sintió una especial tendencia por la lectura de novelas empalagosas con final feliz. Ese pasatiempo, transformado en adicción, la llevaba a vivir romances con tal intensidad que creía ser la protagonista de todas y cada una de las historias.
Durante años despreció a los hombres. Sin embargo, cuando su padre murió, quedó inmersa en un profundo desamparo. Se había esfumado el rancio beso de buenas noches que remataba cada jornada,  y empezó a echar de menos a un príncipe azul de carne y hueso. Pero la ignorancia de dónde encontrar un hombre tranquilo, fuera de las esquelas del periódico, la condujo a pasar noches de radio bajo la almohada para escuchar el programa “love in the air”. No obtuvo solución alguna.
Leyó libros de magia blanca, negra, aprendió conjuros, estudió horóscopos, hasta que por fin le cuajaron los libros de autoayuda. El problema de estos manuales era que se centraban en el “YO”, y eso no era lo que ella buscaba, ella demandaba un “NOS”. Por último, acudió a la consulta de un psicólogo con quien se peleó porque le rebatía sus argumentos.
 La solución la encontró un domingo por la mañana en el rastro cuando fue a comprar el tinte para las canas. En aquel puesto vendían pantalones de  chicos; en el de enfrente: plantas, flores y tierra para llevar a cabo la idea de rellenar los vaqueros como si fueran macetas.
Actualmente, Ruperta vive feliz en su espléndido aislamiento. Le da exactamente igual las quejas de los vecinos por tener colgados pantalones en el balcón; tampoco le importan las amenazas de los transeúntes cuando riega sus queridas plantas, esas que algún día serán hombres completos.
 © Todos los derechos reservados
1702120722334

39 comentarios:

  1. Por y para quienes celebran este mes el flechazo de Cupido... y para los que no, también.

    ResponderEliminar
  2. Buena idea: si no encuentras tu sueño, plántalo.
    Un saludo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cayetano, me encanta tu frase, aunque mi sueño de plantar un árbol se resiste...
      Saludos

      Eliminar
  3. Curiosa y conmovedora historia Pilar. No le falta ingrediente alguno y se acerca de una manera muy real a tantas y tantas historias reales...
    Por el amor, siempre por el amor. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez el amor y el desamor en determinadas personalidades sea un caldo de cultivo para comportamientos excéntricos.
      Muchas gracias, Raquel, me alegra que te haya gustado.
      Un abrzo

      Eliminar
  4. Hola Pilar, toda una declaración de intereses desinteresados..
    Pasa buen día, besos invernales..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Don Vito. No lo había visto así..., me gusta.
      Besos infemales.

      Eliminar
  5. Genial!!!

    Y un final magnífico.

    Hizo bien Ruperta, esos hombres jamás la defraudarán.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Toro.
    Seguro que Ruperta agradecería tu aprobación.
    Besos

    Pd.- Por si te llega en morse, creo en un día como hoy, Ruperta cenaría con Terremoto Crazy.

    ResponderEliminar
  7. Imaginativa idea la de Ruperta, un plantel a su gusto.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  8. Genial Pilar, una historia realmente fantástica y original, o quizás no tanto, porque la falta de amor debe de hacer estragos, pero la idea de Ruperta me ha encantado, además esos pantalones quedan muy decorativos en el balcón, :))).
    Un gusto haberme pasado por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elda, aunque me dejas preocupada al pensar si quienes desean un amor tendrán comportamientos tan estrafalarios. ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. ME HA HECHO GRACIA LA IDEA lo que dices a toro . si te llega en morse ...yo como telegrafista te dejare alago en morse ...
    una raya es LA "T"...LA "E" ES PUNTO...LA ."D"RAYA DOS PUNTOS...LA "E"PUNTO...LA "J" PUNTO TRES RAYAS...LA "O"TRES RAYAS
    LA "B" RAYA TRES PUNTOS...LA "E"PUNTO...LA "S" TRES PUNTOS...LA "O" LA "O"TRES RAYAS.Y LA
    "S" TRES PUNTOS.
    AHORA PUEDES LEER A MORSE LAS LETRAS QUE ESTAN ENTRE COMILLAS Y TE DARAN ...TE DEJO BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué detallazo, Marina!!!
      Muchas gracias y besos para ti también.

      Eliminar
  10. perdona amiga ...me ilusionó lo del morse que no te di las gracias como debía por tu cariñoso comentario ...
    abrazos

    ResponderEliminar
  11. Tu historia emana tanta ternura que se le permite a su protagonista el que lleve a cabo su propósito y con creces.
    Ha sido un placer leerte de nuevo, Pilar.

    Mil bestios, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que lo hayas visto de esa manera... Se les coge cariño a estos personajillos.
      Muchas gracias y un beso

      Eliminar
  12. Ufffffffffffff Me quito el sombrero, suelto mis ZZ para que se inclinen ante la escritora Eres LO MÁS !!!!
    Me encantó, de nuevo BesOOOOOtes ESCRITORA y mi sincera admiración

    ResponderEliminar
  13. Jajaja!!! Ya te pasaste tres o miles de pueblos.
    Muchas gracias, Gizela. Me alegra verte por aquí y que te haya gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No!!!!! Nada de pasarme!! Tenemos mucho tiempo leyéndonos y puedo dar fe de los inmensos pasos que has dado. Así que mi admiración es sincera, así como mi envidia jajajajaja
      BesOOOOOOtessssssssssssss

      Eliminar
  14. Hola, vengo del blog de Mari Henner y al verte allí he decicido visitarte, por lo que he visto tienes un bonito blog y escribes muy bien.
    Una entrada que invita a la reflexión y a lo triste que es la soledad, la chica de tu historia hizò bien pasando de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Demofila, muchas gracias por el piropo a mi blog y por tu percepción sobre mi escritura.
      La soledad un mal de nuestro tiempo, especialmente la que se sufre en compañía.
      Saludos y buen fin de semana.

      Pd.- No recuerdo el blog, ni la persona a que haces referencia. (serán cosas de la edad :)

      Eliminar
  15. Muchas gracias por visitar mi blog y comentar.
    Un saludo .

    ResponderEliminar
  16. Cuando todo esos pantalones con lo que lleven dentro se vuelvan hombres, se le acabó la soledad. igual hasta pide algún día de respiro y tranquilidad.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué bueno!!
      Rafa, no te quepa duda...
      Besos

      Eliminar
  17. buenas noches amiga ...gracias por tu comentario es un placer recibirte ...perdona no estoy bien ...abrazos

    ResponderEliminar
  18. Buenos días Marna, espero y deseo que hoy estés mejor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Hola Pilar, regreso a tu casa, a tú entrada, para seguir respirando...
    Gracias, disfruta de la tarde, besos cosnpiradores..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Don vito, gracias por tu visita.
      Viniendo de usted, los besos no podían ser de otra manera.
      Besos :)

      Eliminar
  20. Hola Pilar, acabo de verte en mi blog, procedente desde el de Ester, que ha sido muy certera en sugerir las visitas, y me alegro un montón por que tu blog me va gustando, así que me quedo.
    Muchas gracias por tus palabra y seguimiento. Lograremos formar una gran familia bloguera.
    Me encanta esta entrada, es toda una invitación a pensar sobre la soledad, enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Mari Carmen. Coincido en tú opinión sobre Ester y, sí, ojalá halla una renovación en la familia bloguera para salir de cierto letargo.
      Un abrazo y bienvenida.

      Eliminar
  21. Retribuyo tu visita y también me quedo muy satisfecha con el desarrollo del texto, breve pero sin desperdicio, con un final sumamente creativo para la vida de Ruperta.
    Abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella, me alegra tu visita, tu opinión sobre el relato y que continuemos leyéndonos mutuamente.
      Muchas gracias
      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  22. Bueno, buenooooooooooooooo, me ha encantado la foto y el relato! justo lo que a mi se me da, ya ves que vengo del manicomio!

    Gracias por tu visita y amables palabras, yo me quedo por aquí también.

    Saludos =)))

    ResponderEliminar
  23. Bienvenida, Liliana, un placer tu presecia en este espacio.
    Bendia locura! Chifladita me quedé con el tuyo.
    Saludos :-)))

    ResponderEliminar